Preparándose para Participar en el Sínodo

January 31, 2022

El Sínodo: Una Reflexión para Preparar

por L.J. Milone, Director of Faith Formation
Cathedral of St. Matthew the Apostle

En esta breve reflexión, yo quiero introducir el significado del sínodo, mostrar cómo nos podemos preparar, y llamar a todos a participar en las sesiones programadas para escuchar. Este es un evento importante para toda la iglesia y para nuestra comunidad en la Catedral de San Mateo. El Sínodo es más que una reunión, es más que tartar de resolver un asunto. Es un evento espiritual cuya intención es revitalizar nuestra iglesia y darnos poder para vivir el Evangelio en nuestro diario vivir.

El Sínodo y Nuestra Misión Común

Hay un poco de confusión sobre el sínodo. ¿A qué se refiere el Papa con la palabra “sínodo.”? El término eclesiástico significa “viajar juntos.” El sínodo es una manera para todos nosotros viajar juntos en el camino de Jesús. Es también una manera de discernir cómo podemos ser más fieles a Jesús ya que nosotros tropezamos, caemos, y pecamos. De acuerdo al Manual del Sínodo, la intención del sínodo “es inspirar a la gente a soñar sobre la Iglesia que estamos llamados a ser, hacer que las esperanzas del pueblo florezcan, estimular confianza, vendar heridas, enlazar nuevas y más profundas relaciones, para aprender de cada uno, construir puentes, iluminar mentes, calentar corazones, y restaurar fuerza a nuestras manos para nuestra misión común (PD, 32).”

El Espíritu Santo como Actor Primario

De esta manera, el sínodo no es otra serie de reuniones de negocio. Aunque la jerarquía de la iglesia trata de tomar mejores decisiones pastorales de acuerdo con lo que el pueblo diga, la intención del sínodo es encontrar cada uno en Dios y entonces escuchar lo que el Espíritu Santo quiere que nosotros hagamos. El Manual para el Sínodo afirma que “Sínodo significa caminar juntos bajo la inspiración y guía del Espíritu Santo. El Espíritu Santo es el actor primario del sínodo.” El Espírito es el protagonista principal en el sínodo. Tenemos que recordar eso. Ya que el Espíritu es el amor siempre presente de Dios, siempre listo aquí y ahora.

El Papa Francisco, fiel a las Escrituras y la Tradición Católica, entiende que el mundo recibe gracia. Siguiendo a Jesús, el Santo Padre ve nuestras vidas como una ya con Dios. Somos unos con Dios; entender esta verdad es la razón de la vida. Jesucristo es la buena nueva de nuestra unidad inherente con Dios, cuyo mensaje es del reino: Dios para nosotros, con nosotros, dentro de nosotros, uno con nosotros. Las Escituras afiman, “En Dios vivimos y nos movemos y somos.” (Hechos 17:28). Y San Pablo escibe de “un Dios y Padre de todos nosotros, que está sobre todos, y por todos y en todos” (Efesios.4:6).

Discerniendo la Llamada del Espíritu a la Iglesia

El Espíritu significa que Dios está ya presente y activo en nuestras vidas. Por lo tanto, la pregunta esencial que se nos presenta en esta experiencia llamada “sínodo” es: ¿qé es lo que el Espíritu Santo nos está diciendo? Jesús nos asegura que “el Espíritu de la verdad … os guiará hacia toda la verdad” (Juan 16:13). Tenemos que escuchar al Espíritu. El escuchar, en general, es la clave de este sínodo. Llamados en unión en este sínodo, el pueblo de Dios – todos nosotros, laicos y clero – escuchan al Espíritu de Dios. Escuchamos a nuestra propia experiencia de Dios. Escuchamos a nuestras hermanas y hermanos compartir sus experiencias de lo divino.

Escuchando con Humildad y Fe

El Papa Francisco señala este profundo escuchar como “más que simplemente oír. Es un escuchar mutuo en el que cada persona tiene algo que aprender. Los fieles, el colegio de Obispos, el Obispo de Roma: todos escuchándose unos a otros, y todos escuchando al Espíritu Santo, el ‘Espíritu de la verdad’ (Juan 14:17), para saber lo que él ‘dice a las Iglesias’” (Rev 2:7).

Ahora, para escuchar así, necesitamos humildad y fe; tendremos que poner a un lado nuestras ideologías predeterminadas. El Papa Francisco nos advierte claramente: “Las ideologías son un arma peligrosa; siempre tenemos la tendencia de engancharnos a una ideología para interpretar a otras personas. Las ideologías son reductivas y nos llevan a la exageración en nuestro afán de comprender intelectualmente, pero sin aceptar, comprender sin admirar, comprender sin asimilar. Así la realidad es entendida en categorías, y las más comunes son las categorías de ‘-ismos’.”

Participe en una Sesión de Escuchar

¿Cómo entonces podemos participar en el sínodo? La catedral tendrá varias sesiones para escuchar durante el mes de febrero de 2022 para escuchar al Espíritu hablar a través de ustedes, el pueblo de Dios. Presentándose y formando parte de las sesiones es la mejor manera de participar en el sínodo. 

Prepárese con Oración y Reflexión en las Escrituras

Antes de estas sesiones, podemos prepararnos con oración y reflexión. ¿Qué nos dice el Espíritu Santo?  Esta es la pregunta decisiva. El Papa Francisco nos llama a prestar atención especial a la Palabra de Dios; así que lean en actitud de oración uno de los Evangelios para prepararse. Este año litúrgico la iglesia reflexiona en el Evangelio según San Lucas. Así que tomen el llamado del Santo Padre como un llamado a leer el Evangelio de San Lucas.

Reflexionemos con estas preguntas: ¿Cómo nosotros, como parroquia de la catedral, estamos caminando juntos? ¿Cómo está el Espíritu Santo llamando a la iglesia, aquí en nuestra parroquia y en la iglesia universal a ser transformada? ¿Cuáles son sus experiencias de Dios? ¿Cómo ustedes ahora perciben a Dios en esta iglesia, en particular la Catedral de San Mateo?

Mediante estas sesiones estaremos fortaleciendo las relaciones entre nosotros como iglesia local, nuestra comunión. Esto tomará efecto mediante nuestra participación en el sínodo a través de nuestras oraciones y asistiendo a las sesiones de escuchar. Esperamos que esta labor de escuchar y conversar nos ayude en nuestra misión compartida de compartir el amor de Dios en Jesucristo con nuestra comunidad. Por esa razón, el Papa Francisco, ha subtitulado el sínodo como “Comunión, Participación, Misión.” Unanse a sus hermanas y hermanos de todo el mundo y vengan a las sesiones de escuchar. La iglesia no puede ser fiel a Jesús sin ustedes.

Vea en inglés