Despedida de nuestro Coordinadora de Ministerios de Justicia Social

April 5, 2022

Vea "Del Rector, con Agradecimiento y Bendiciones"

Estimados Feligreses,

Recuerdo que un tiempo después de haberme graduado del colegio, me encontré orando para que Dios me permitiera hacer algo más por las personas necesitadas. Mirando en retrospectiva, me he dado cuenta que el haberme permitido trabajar para la iglesia que fue mi parroquia desde niña fue Su sorprendente respuesta a mis oraciones. Después de 10 años maravillosos trabajando en el Ministerio de Justicia Social, estoy dejando la Catedral de San Mateo para aceptar una posición con Jubilee Housing, donde continuaré ayudando a los necesitados. Mis años aquí han sido verdaderamente un tiempo de bendición en mi vida. Fue un honor servir a tiempo parcial como facilitadora en nuestros Ministerios de Justicia Social, rol que luego evolucionó al de coordinadora a tiempo completo. Trabajar para mi parroquia se convirtió en una parte inmensa de mi vida y en una manera de crecer no sólo profesionalmente, pero también y más importantemente, en mi fe y relación con Dios.

El regalo más grande que he recibido durante mi tiempo aquí ha sido el de haber conocido gente: en ver cómo el clero y el personal laico dedican fervientemente sus dones para sostener la vida de la parroquia – a menudo tras bastidores; en ver el poderoso testimonio de los feligreses, de todos los ámbitos, al ofrecer su tiempo con gran pasión por amor a Dios y al prójimo. ¡Todos ustedes han sido una bella personificación del amor de Cristo!

En una manera especial, la oportunidad de acompañar a aquellos necesitados y llegar a conocerlos a través de los años, es un tesoro que guardo en mi corazón. Su fe y resiliencia han sido inspiracionales. Estoy eternamente agradecida al Buen Señor que me haya permitido, en mi nada, el poder reír, llorar, regocijarme, o simplemente escuchar a tantos de Sus amados hijos. Llevaré siempre conmigo esos momentos.

Es aquí donde mi fe como niña creció y creció. Es aquí donde mi fe y amor por servir a los demás fueron continuamente moldeados.

Si ustedes también sienten un tirón en su corazón, como yo sentí hace diez años, los invito a que conozcan más sobre nuestro Ministerio de Justicia Social. Estoy segura que el Señor está llamándoles a ofrecer su tiempo y sus dones para servir en los muchos ministerios tan maravillosos que tiene nuestra parroquia.

Seguiré siendo una feligresa de esta parroquia, así que ¡yo espero verlos en la Catedral! Mantengamos siempre a nuestra parroquia y a aquellos que servimos en nuestras oraciones.

Que Dios los bendiga,
Norma

Norma Cindy Canedo-Estrada
Coordinadora de Ministerios de Justicia Social

Vea en inglés